BLOGLOG

BENEFICIOS DE LA DANZA EN EL DESARROLLO SOCIAL DE LOS NIÑOS Y NIÑAS.

Autora Artículo: Sandra Bellosta Salazar.

BENEFICIOS DE LA DANZA EN EL DESARROLLO SOCIAL DE LOS NIÑOS Y NIÑAS.

El ser humano es social por naturaleza.

El ser humano es social por naturaleza, y parte de la salud emocional viene dada por la calidad de las relaciones sociales que tenemos. Así, podemos ver que es un signo innato, lo que no significa que todos actuemos de la misma manera ante las mismas personas o circunstancias; esto depende de la personalidad del niño o niña, de sus vivencias, de los estímulos sociales de los que se rodee, de cómo pueda concebirse a sí mismo o misma y de cómo sea su entorno familiar cercano, puesto que la educación que se les dé a los menores desde que nacen influye en su desarrollo personal y en todas las áreas de su vida. Así, la psicóloga Diana Baumrind concibió 4 estilos de crianza que pueden afectar positiva o negativamente a los niños y niñas según las posibilidades de diálogo, formas de hablar y afecto dado a los pequeños y pequeñas. Estos estilos educativos son el democrático, el autoritario, el permisivo y el negligente, por lo que cómo tratemos a los niños influirá en ellos de forma decisiva. Tras esta introducción, procederemos a ver en qué puede ayudar la danza a estimular la parte social de nuestros pequeños y pequeñas:

La expresión corporal es muy importante para los más pequeños.. persona se puede comunicar con otra de distintas formas. Aunque la palabra es la herramienta más utilizada, la postura y la forma en la que se mueve el cuerpo también tiene mucho que decir. Por este motivo es muy importante enseñar a los más pequeños a aprovechar estas habilidades para poder transmitir al resto sin necesidad de articular ningún sonido.

La danza es un lenguaje cuyo canal de transmisión es el cuerpo.

Sabemos que la danza es un lenguaje cuyo canal de transmisión es el cuerpo, por lo que a través de él expresamos todo lo que somos, todo lo que no decimos con palabras; por este motivo, la danza conecta con nuestra parte emocional, identificando lo que sentimos, cómo lo hacemos, cómo lo podemos expresar y haciendo lo mismo sobre las personas que nos rodean. Concretamente, conecta con a la amígdala (donde se generan las emociones), con la corteza prefrontal (zona de regulación emocional) y con el núcleo estriado (área motivacional). Parte de nuestra comunicación es gestual, por lo que podremos comunicarnos de una mejor manera y podremos interpretar mejor a nuestros interlocutores. Además, en las sesiones de danza se trabaja en grupo, aspecto que impulsa la socialización y el trabajo en grupo, aceptando las fortalezas y debilidades que tiene que cada uno y que hace que el grupo sea más fuerte (siempre que se eduque desde la no competitividad y desde el respeto y el aporte y suma de todos). Esto hace que podamos dejar a un lado el miedo escénico, que no es otro que el realizar actividades delante de otros.

Alumnas de Hip Hop de bailale en una actuación.

De esta manera, el menor va cogiendo confianza en sí mismo.

De esta manera, el menor va cogiendo confianza en sí mismo y en los demás, mostrándose poco a poco como es y lo que tiene que ofrecer. Cuando se trabaja en grupo y se interacciona con los demás nuestro cerebro produce oxitocina (la hormona de la felicidad, de los vínculos sociales y afectivos). Pero no solo hace segregar oxitocina, sino que también se liberan endorfinas (hormonas de la felicidad y del placer, reduciendo el dolor físico) cuando realizamos los pasos de una coreografía de forma exitosa o cuando sentimos que estamos yendo por el buen camino, de esto también se encarga la memoria neuromuscular, del cuerpo que hace que no tengamos que estar pensando qué movimiento nos toca realizar en cada momento, es la mecanización de los pasos de una coreografía. Igualmente, al danzar, la adrenalina (activación física que nos hace sentir placer y un conjunto de emociones positivas) se apodera de nosotros, y podemos reducir emociones de tristeza, enfado, estrés o nervios gracias a la serotonina y a la reducción del cortisol por todas las hormonas y neurotransmisores anteriores. Esta reducción del nivel de cortisol hace que nuestro sistema inmune no merme, pudiendo hacer que nuestra salud se ahorre algún que otro constipado y malos momentos.

A gran escala podemos observar que se mejorará:

  • Trabajo en grupo
  • Relaciones interpersonales
  • Confianza en uno mismo
  • Confianza en los demás
  • Emociones positivas
  • Capacidad comunicativa – lazos afectivos
  • Respeto por los demás

Sandra Bellosta Salazar

Sandra Bellosta.

Sandra Bellosta Salazar. Maestra de Educación Infantil y monitora de diversos talleres infanto-juveniles. Interesada en la parte emocional y psicológica del ser humano y que concibe el cuerpo como potencia de expresión, de conocimiento, de descubrimiento y de ser.

salazarsandrab@gmail.com

Telf: 678 01 40 84

Whatsapeame!

Enlaces del artículo. Os dejo un enlace en el que podréis ver un resumen de estos estilos de crianza:
https://psicologiaymente.com/desarrollo/estilos-educativos

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BAILALE

unete a la tribu bailalÉ

Recibe todas nuestras noticias, artículos, información sobre clases y eventos relacionados con la tribu que baila.